Envíe su e-mail para suscribirse

gratuitamente a nuestra revista:



GUÍA ESENCIAL Y ÚTIL PARA PREPARAR HIERBAS

La naturaleza ha puesto a nuestra disposición estas plantas para que las usemos de una manera adecuada. Aprovechemos todo su potencial!!!

Moderadores: Panoramix, biomana

Responder
Avatar de Usuario
Darío
Primeros mensajes
Primeros mensajes
Mensajes: 23
Registrado: Vie Feb 12, 2016 12:17 am
Contactar:

GUÍA ESENCIAL Y ÚTIL PARA PREPARAR HIERBAS

Mensaje por Darío » Sab Jul 21, 2018 6:54 pm

Imagen




INTRODUCCIÓN:

La fitoterapia es la terapéutica que utiliza las plantas medicinales para prevenir o sanar una enfermedad o bien para curar pequeños trastornos como se ha hecho tradicionalmente: con el uso de las plantas medicinales.

Las plantas medicinales fueron la primera herramienta que usó el hombre para aliviarse cuando no se encontraba bien. Primero de forma empírica y, a veces, por instinto, aprendió a distinguir las plantas tóxicas de las que tenían efectos terapéuticos.

No podemos menospreciar el descubrimiento de los antibióticos -como la penicilina- y de las sulfamidas, y posteriormente de los otros medicamentos de síntesis, que han salvado la vida de millones de personas.

Sin embargo, el hecho de avanzar en la ciencia ha hecho abandonar, en cierta medida, el uso de las plantas medicinales. Las hemos dejado, a menudo, relegadas a usos caseros, y en pocos casos se toman como se debe.

No obstante, las plantas medicinales y sus preparados, bien utilizados, pueden sernos muy útiles.

Hay diferentes factores que intervienen en el contenido de los principios activos y, por tanto, en las propiedades de las plantas medicinales. Ellos son:


1) Tipo y lugar del cultivo

2) Tiempo de recolección (estación, día/noche, hora)

3) Forma de secado

4) Forma de conservación


LAS PLANTAS MEDICINALES SE TIENEN QUE MANTENER LEJOS DE LA LUZ, DE LA HUMEDAD Y DEL CALOR.

Cada planta medicinal tiene una parte que contiene los principios activos responsables de su indicación terapéutica.
Ejemplo: la alcachofa (Cynara scolymus), que es a la vez alimento y medicamento. El corazón de la alcachofa es el alimento, pero los principios activos se encuentran en las hojas, lo primero que tiramos.

No debemos olvidarnos nunca de comunicar al médico y/o farmacéutico qué plantas o preparados de plantas estamos tomando. Hay que tener en cuenta que las plantas medicinales también pueden tener interacciones (entre ellas mismas y con los medicamentos), contraindicaciones (ejemplo: embarazo, lactancia, hipertensión) y efectos secundarios (ejemplo: alergias, fotosensibilidades). Pedid consejo a vuestro farmacéutico.





TISANAS:

Las tisanas se pueden preparar de tres maneras diferentes, en función de la parte que se quiera usar:


1) Infusiones

2) Decocciones

3) Maceraciones



1) INFUSIONES:

La infusión se utiliza para preparar para preparar partes delicadas de las plantas, como las flores, las hojas, los tallos jóvenes, las semillas o los frutos de plantas aromáticas como el hinojo (Foeniculum vulgare), el anís (Pimpinella anisum), el comino (Cuminum cyminum) o el coriandro (Cilantro sativum). Es importante que las plantas estén troceadas de forma homogénea.

Para preparar una infusión se deben seguir los siguientes pasos:


1. Hervir 250-300 ml. de agua.

2. Poner la medida adecuada de planta en un recipiente.

3. Cuando el agua hierva, verterla en el recipiente y taparlo.

4. Dejar reposar la infusión entre 3 y 5 minutos.


La dosificación generalmente, oscila entre 1 y 3 cucharadas de café por taza de agua, o bien de 5 a 15 g. de preparado por litro de agua.  


Es importante aclarar que las infusiones se conservan durante 12 horas, y no se pueden volver a hacer hervir.



2) DECOCCIONES:

Las decocciones se usan para las partes más duras de la planta, como los tallos, las cortezas, las ramas o las raíces. También son indicadas en casos de hojas muy duras, e incluso para ciertas semillas que necesitan la cocción para liberar sus principios activos. Antes es importante trocearlas.

Para preparar una decocción se deben seguir los siguientes pasos:


1. Hervir la planta con 150-200 ml. de agua.

2. Romper el hervor.

3. Dejar hervir entre 1 y 3 minutos para hojas duras y tallos; entre 5 y 7 minutos para raíces y cortezas; y entre 8 y 10 minutos si los trozos son gruesos.

4. Retirar del fuego y dejar enfriar a temperatura ambiente.


La dosificación generalmente, es de unas 3 cucharadas de planta por medio litro de agua, o bien 20 g. por litro. Se toman 2 a 3 tazas por día.


Es importante aclarar que las decocciones se guardarán siempre coladas, y no más de 12 horas porque pierden sus principios activos.



3) MACERACIONES:  

La maceración consiste en extraer en frío los principios activos de la planta, que de otro modo se destruirían por el calor. Se pueden hacer con: agua (linaza), aceite (plantas aromáticas o intestinales) y alcohol (digestivos como el orujo de hierbas).

Para preparar maceraciones se deben seguir los siguientes pasos:

En agua: 12 horas para partes blandas: hojas y flores. 24 horas para partes duras: raíces, tallos, cortezas o semillas. No se tiene que alargar, porque existe el riesgo de contaminación por hongos.

En aceite: entre 1 y 6 meses.

En alcohol: semanas, meses, e incluso años.


La dosificación oscila entre 20 y 50 g. por litro de agua o aceite. Se toman 2 o 3 tazas por día o una copita al día. No hay que abusar de las maceraciones en alcohol.


Es importante aclarar que las maceraciones se conservan en un frasco opaco o un recipiente de cristal de color topacio. Es necesario que el recipiente en el que se conserven las maceraciones tenga el bocal grande, para facilitar su colado.

Al hacer tisanas, no se mezclarán flores muy delicadas con raíces duras.





EDULCORACIÓN:

Si no se es diabético, se recomienda la miel o el azúcar candi, que son más completos en componentes; el azúcar blanco sólo aporta dulzor y calorías.

Los edulcorantes artificiales son indicados para los diabéticos, para niños con lombrices y para las tisanas de aperitivo.





PESOS Y VOLÚMENES:

Una cucharadita de 5 ml. de capacidad -como la de café, o las que acompañan a los jarabes que se adquieren en la farmacia- equivale a 1 g. de flor seca; 2 g. de hojas secas; 2 o 3 g. de planta y 3 o 4 de raíces.

Una cucharada de postre tiene 10 ml. de capacidad, y equivale a 2 g. de flores secas; 3 g. de hojas secas; 4 o 5 g. de planta troceada y 5 o 6 g. de raíces.

Las cucharadas soperas tienen 15 ml. de capacidad, que equivaldrán a 4 g. de flores secas; 4 g. de hojas secas; 8 g. de planta o 10 g. de raíces.

Un pellizco equivale a 2 g. de flor y de semilla; 3-4  g. de hojas secas o planta y 10 g. de raíces.

Un puñado equivale a 35-40 g. de hojas secas; 45-50 g. de planta seca; 50 g. de semillas y 100-120 g. de raíces.


No se pueden administrar grandes cantidades de Anís estrellado (Illicium verum) a los niños porque se pueden producir convulsiones y/o apneas.



Autor/a:
Ma José Alonso (farmacéutica)

Bibliografía:
Colegio de Farmacéuticos de Barcelona.
[font=Arial]" El arte de la medicina consiste en entretener al paciente mientras la naturaleza cura la enfermedad "[/font]

User avatar
La Botica del Té
Re: GUÍA ESENCIAL Y ÚTIL PARA PREPARAR HIERBAS

Mensaje por La Botica del Té » Mié Oct 03, 2018 4:39 pm

A mi me encanta la tisana de cola de caballo!!!Me viene genial para mis problemas!!

Responder

Volver a “Medicina natural, Plantas Medicinales, Fitoterapia”




  • TEMAS RELACIONADOS CON GUÍA ESENCIAL Y ÚTIL PARA PREPARAR HIERBAS

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 4 invitados