HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A "EL MOMENTO"

Cada persona tiene su propio modo de pensar para interpretar el mundo que le rodea y tratar de manejarse en él, del mejor modo posible. Generalmente, todos buscamos sentirnos bien con nosotros mismos y los demás y lograr las metas y objetivos que nos proponemos en nuestras vidas.

Moderadores: Panoramix, biomana

Responder
User avatar
Francisco de Sales
Habitual
Habitual
Mensajes: 100
Registrado: Mar May 15, 2012 6:19 pm

HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A "EL MOMENTO"

  • Citar

Mensaje por Francisco de Sales » Lun Nov 26, 2012 6:57 pm

HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A “EL MOMENTO”.





Nos pasa a todas las personas y en muchas ocasiones. Muchas más de las que nos podamos imaginar.



Nos pasa que pasamos por situaciones o circunstancias que son irrepetibles, que tienen “su” momento. Y es entonces, y sólo entonces, cuando es “El Momento”.



Son momentos realmente importantes. Son los que aportan más milagro y maravilla a la vida, porque son especiales, porque no son los rutinarios, sino que llevan un encanto especial. Llevan algo que te hace parar en lo cotidiano de la vida y descubrir su magia.



Conviene estar muy atentos a cuando suceden, y no permitir, bajo ningún concepto, que se extingan sin vivirlos plenamente, con toda la intensidad, por ese regalo tan divino, humano y emocional que conllevan.



Y a mí aún me pasa una y otra vez, aunque ya no tan a menudo.



Me pasa que, en algunas ocasiones, me doy cuenta de “El Momento” cuando ya es tarde, cuando es irrecuperable.



Ya he escrito en varias ocasiones que cuando doy una ayuda a un mendigo en la calle, me marcho corriendo del lugar –como si le hubiera robado en vez de darle- y cada vez pienso que quizás necesitara, además del dinero, un poco de conversación, el calor de una sonrisa, o una mirada de comprensión y aliento.



Me ha vuelto a pasar, aunque esta vez sólo un poquito, en la India.



Una niña de no más de ocho o nueve años, mendigaba –como miles de ellas- con un niño, de cuatro o cinco, cargado sobre su cadera.



Me había propuesto en este viaje –por duras experiencias del anterior- no dar a nadie, no dejarme alterar por el sufrimiento, por la miseria, por las caras de hambre, por las miradas teñidas de dolor, y confiar en la razón que te dan cuando llegas allí: “El país estaba así antes de que tú llegaras y seguirá igual cuando te marches. No vas a cambiar nada. Nada va a cambiar”.



Pero esta niña, que mendigaba como todas las demás, exhibía una sonrisa que no encajaba con su situación: tan pequeña y mendigando, con ese presente y ese porvenir tan duros, con su hermano cargado durante todo el día… y sonreía.



Le decía, una y otra vez, que no le iba a dar el “money, money”… que me pedía. Y seguía sonriendo.



Me perseguía. Yo sólo le ofrecía sonrisas y le repetía “no, no, no”… y ella sonreía.



Tuve una clara percepción en ese instante de que estaba en “El Momento”, y me paré, me puse a su altura, le sonreí nuevamente, le acaricié la mejilla, la barbilla, le transmití en silencio, pero con todas las palabras, lo que sentía hacia ella, lo inexplicable de su situación, lo que tendría que sufrir aún, cuánto me iba a acordar de ella, cuánto iba a pedir por ella, pero no podía hacer mucho más.



Le di dinero, claro, pero ese dinero iría a manos de sus padres y ella sólo se podría quedar con la atención de aquel extranjero con el que no se entendía pero que le sonreía también, al que nunca volvería a ver, el que le acarició la mejilla sin importarle su suciedad, le habló con unas palabras que ella no entendía aunque su corazón sabía que eran buenas, que la abrazó simbólicamente -¡lástima no haberlo hecho físicamente!-, que la trató como persona y no se limitó a darle dinero para sobornar y acallar la conciencia cristiana, que la bendijo, que la sintió como una hija, que le decía “adiós” una y otra vez.



Ella me siguió. Durante toda la visita turística apareció varias veces ante mí. Y yo le decía sonriendo: “¿pero otra vez tú?”



Parecía como si entendiese la broma, porque volvía a sonreír.



Ya no me pedía más, sólo se quedaba a mi lado para que la acariciara nuevamente.



Cuando me monté en el autobús le dije definitivamente adiós, y la vi marchar.



Me senté en el lado opuesto de la puerta por donde había entrado. Arrancó el autobús, despacio por el excesivo tráfico.



Ya estaba añorándola, arrepintiéndome de no haberla abrazado, de no haberle prestado aún más atención, de no haber aprovechado del todo “El Momento”, cuando uno de los compañeros de viaje, gritó: “Mira, nos sigue tu amiga corriendo con el chiquillo en brazos, buscándote para despedirse de ti”.



Me levanté, nervioso y emocionado, y vi lejana su sonrisa, y su mano diciendo adiós.





(Francisco de Sales, es el creador de la web www.buscandome.es, para personas interesadas en la psicología, la espiritualidad, la vida mejorable, el Autoconocimiento y el Desarrollo Personal)

Avatar de Usuario
clarinda
Superforer@
Superforer@
Mensajes: 1238
Registrado: Jue Ago 04, 2011 7:18 pm
Re: HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A "EL MOMENTO"
  • Citar

Mensaje por clarinda » Lun Jun 10, 2013 5:37 am

Me encanta lo que dices, mientras leía pensé en mil "momentos" que dejé ir y creo que si eso nos pasa a todos, a veces no pensamos cómo nosd vamos a sentir después de no haber hecho algo que en realidad queríamos hacer.
Me gustaría saber cómo poder detenerme unos instantes en esos momentos y poder pensar en que después eso se habrá ido y aprovecharlo, creo que solo queda trabajar en ello.

Muchas gracias por hacerme reflexionar en algo tan interesante.
Un abrazo!

Avatar de Usuario
sallymar
Superforer@
Superforer@
Mensajes: 1822
Registrado: Mar May 15, 2012 6:57 am
Re: HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A "EL MOMENTO"
  • Citar

Mensaje por sallymar » Mié Jul 17, 2013 1:19 am

Estoy de acuerdo con tigo hay momentos en la vida que son irrepetibles y quisieramos volver a repetirlos con las personas queridas que nos rodean. Por ello es bueno no dejar asar estos instantes y compartirlos para luego no arrepentirlos de no haberlos compartido con esa persona especial que muchas veces ya no la tenemos .
No dejarnos aconsumir por el trabajo o las obligacuiones darnos nuestros espcios es importante. :adios:

Avatar de Usuario
Mire
Superforer@
Superforer@
Mensajes: 1609
Registrado: Mié May 02, 2012 10:36 pm
Re: HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A "EL MOMENTO"
  • Citar

Mensaje por Mire » Mié Nov 13, 2013 7:42 am

Muy interesante reflexión, a veces no prestamos atención a estas señales, y hasta que lo analizamos, nos damos cuenta que era el "momento", he leído mucho sobre ésto, y también he leído que con la experiencia aprendermos a ser conscientes y a tener más habilidad para reconocer cuando es el momento indicado, yo creo que si las buscamos en la vida, hay muchas oportunidades, aunque no sean las mismas, saludos!

User avatar
ana213855
Pasaba por aqui
Pasaba por aqui
Mensajes: 10
Registrado: Vie Sep 13, 2013 8:45 am
Re: HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A "EL MOMENTO"
  • Citar

Mensaje por ana213855 » Mié Nov 13, 2013 12:44 pm

Preciosa historia.
Estoy de acuerdo contigo en que a veces los mendigos más que una ayuda económica lo que necesitan es un poco de compresión y de atención.

Has cambiado la visión que tenía de los mendigos.

Responder

Volver a “Inteligencia Emocional, Desarrollo Personal, Vivir Plenamente”




¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado